Seleccionar página

El amor es, con diferencia, el sentimiento más potente que puede experimentar la especie humana. En este especial San Valentín, recorreremos el camino de cómo se vive en los diferentes momentos vitales de una persona, con un regalo original para cada uno de ellos.

Cuando leíste el título de este artículo, seguro que has proyectado que la expresión “el amor no entiende de edad”, se refería a que dos personas pueden estar enamoradas aunque la diferencia de edad entre ellas sea elevada. Pero no, hoy queríamos compartir cómo se vive el amor desde las edades más tempranas, hasta las más mayores.

Brian Earp, del centro de neuroética de la Universidad de Oxford, comparó el amor con una droga. Según el experto, “es un sentimiento que te inunda el cerebro de dopamina, lo que provoca una fuerte sensación de recompensa y nos alienta a volver a tomar de esa droga aunque pueda tener consecuencias fatídicas en nuestras vidas”. Brian seguramente podría haber definido su estudio con una expresión más cotidiana como “el amor es ciego”, en definitiva, un acto de confianza.

Y no hay nada más puro, más bonito, ni más especial, que el primer amor. Ese amor adolescente que te llega de repente, de manera irracional, como una caja de sorpresas, con todo por descubrir y experimentar. Una primera vez que se queda para el recuerdo y en la mayoría de ocasiones, una primera decepción que te marca para toda la vida. El amor adolescente es el más romántico de todos y se podría definir como el más excitante pero inseguro. Por ello, asociamos el portafotos LOVE personalizado como el regalo ideal para un adolescente en este 14 de febrero.

El amor adulto reúne sentimientos más maduros. Es un amor con la persona que deseas estar, un amor mucho más comedido y racional que el adolescente. Cuando pasan por tu vida una serie de personas especiales, se alimenta tu experiencia y consigues filtrar a las personas para encontrar al amor de tu vida. Que encuentres tu media naranja no te exime de momentos de dificultad, de rupturas y decepciones, por eso podríamos definirlo como el amor que te pone a prueba para alcanzar la felicidad en pareja. Por ello, asociamos la taza con asa de corazón y mensaje “Localizado el amor de mi vida”como el detalle más original para una cita especial de San Valentín.

Por último, queríamos hacerle un homenaje al amor de nuestros mayores. Con diferencia, el amor más fiel, el más auténtico…un ejemplo para observar las 24h del día y aprender. Es la cima a la que aspiran llegar todas las parejas aunque el ascenso sea duro y complicado. ¿Acaso hay algo más tierno que un beso entre dos mayores? En este caso, lo definiríamos como el amor eterno, la llama que nunca se apaga. Una magia que nos recuerda a la bola de “nieve” con forma de corazón o la placa de pizarra personalizada como regalos idóneos para felicitar a esos abuelos.

Antes de concluir, queríamos compartir la importancia de cuidar a vuestros seres queridos, parejas, amigos, conocidos…los 365 días del año. Es cierto que a nadie le amarga un dulce en forma de regalo personalizado, pero que sea fiel reflejo de un amor sin límites ni fechas en el calendario.

¡Feliz San Valentín!